Cuando los Reyes Magos eran obreros alemanes que acudían a visitar a Hitler


El gobierno nazi no dejaba nada librado al gusto y la voluntad personal, mucho menos en asuntos de índole ceremonial, de fuerte carga simbólica; por esta razón no resulta extraño que los funcionarios del führer hayan intentado establecer los modos “correctos” del festejo de la Navidad.

Son buenas fechas para recordar el hallazgo en la ciudad de Dresde, de una guía que detalla de manera minuciosa esta inverosímil campaña: se trata de un folleto de 20 páginas publicado en noviembre de 1937, en el que se establecen las directrices para el festejo navideño, desde el decorado del árbol, con la sustitución de la estrella por una cruz esvástica, hasta las letras de los villancicos que debían cantarse, en las que se celebraban a los líderes germanos, a la maternidad y a la naturaleza.

imageEsta guía fue distribuida en su momento entre los funcionarios del partido nacional socialista para que instruyeran a la población, es decir que no llegó a manos del público general, lo que realza el valor del hallazgo reciente.

El texto afirmaba que ninguna celebración era “tan alemana como la Navidad” y menospreciaba su carácter cristiano, explicando que había sido introducida contra la voluntad de la Iglesia. En el mismo tono, puede leerse que María es la madre de toda Alemania y que los Reyes Magos eran obreros alemanes que acudían a visitar a Hitler, el mesías, un hombre destinado a convertirse en Dios y salvador del pueblo alemán.

En noviembre de 1937, el partido nazi elaboró una guía de cómo “un buen nacionalsocialista” debía celebrar la Navidad, según difundió el diario inglés Daily Mail. En 20 páginas se explicaba el origen “germano” de esta festividad, donde la Virgen María era llamada la “madre de Alemania”, Hitler era señalado como “el mesías” y los reyes magos era obreros del partido nazi.

El documento, que se repartió entre miembros del partido para que lo difundieran entre la población, buscaba restarle todo valor religioso a la Navidad y germanizar la festividad. Para esto se narraba la génesis de esta fecha en torno a Hilter, Alemania y al partido nazi, y también se detallaba cómo debía decorarse el árbol de Navidad junto con exigir villancicos y obras de teatro que giraran en torno a la maternidad, las cosechas y la naturaleza.

The Nazi party’s guide to Christmas: A German Virgin Mary and the Archangel Gabriel portrayed as an Aryan goddess

La guía explicaba que la estrella en el árbol debía ser reemplaza por una esvástica y que las casas debían decorarse con el símbolo nazi pero en tono dorado. “Esta fiesta ha sido introducida contra la voluntad de la Iglesia. El profundo misterio de la Navidad alemana sólo puede ser entendido por aquellos que sienten su originalidad y autenticidad”, señalaba el documento.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s