“La dama de oro”, película sobre la anexión alemana de Austria en 1938 y sobre la cuestión judía.


La dama de oro, la pelicula recién estrenada supone otra gran ocasión para interesarse por la historia reciente gracias al cine. En este caso podemos profundizar sobre el Anschluss -la anexión alemana de Austria en 1938-, y sobre el expolio de bienes judíos por parte de los nazis, que tras la Segunda Guerra Mundial pasaron en muchos casos a ser propiedad del Estado nacional socialista.

IMG_8795

La historia de El Retrato de Adele Bloch-Bauer de Gustav Klimt es tan fascinante como desconocida para el gran público. La Dama de Oro, protagonizada por Helen Mirren, es un recuerdo sencillo y efectivo de una historia real de lucha de una mujer judía por recuperar en 1998 aquel retrato dorado en el que su tía, musa del pintor, predecía con sus ojos el futuro que le aguardaba a la Europa de la Segunda Guerra Mundial.

Muchos podrán acusar a la película de Simon Curtis de ser demasiado tradicional, conservadora en su planteamiento y su desarrollo y sin ninguna sorpresa en su aparente simpleza. Y, aunque es cierto que La Dama de Oro deja sus intenciones bien claras desde el comienzo -“La lucha por la justicia nunca termina”, dice el cartel- y no es transgresora en ningún sentido, transcurre con seguridad en su sencillez. No sólo es capaz de mantener el interés durante todo el proceso judicial para devolver el cuadro de Klimt a María Altmann sino que, aunque de forma claramente estudiada con momentos dramáticos perfectamente cronometrados al son de una banda sonora grandilocuente, es capaz de generar una cierta empatía con el sufrimiento presente y pasado.

No obstante, la joya de la película no es otra que la misma Helen Mirren, que sostiene la parte interpretativa con fluidez, credibilidad y humanidad encontrando un equilibrio entre los momentos dramáticos y los distendidos poniéndolo todo en su sitio. La acompaña la gran sorpresa de la película, Ryan Reynolds, que maneja con facilidad un personaje tan opuesto a Altmann como clave para el desarrollo de la trama y que, en vez de ser fácilmente opacado por Mirren, logra responder a su interpretación dotando de un punto de complicidad a la curiosa pareja protagonista.

Si bien es cierto que La Dama de Oro peca de simplificar una trama que podía haber dado mucho más de sí, también lo es que el principal objetivo de la cinta está en mostrar la lucha por lo propio y el proceso judicial de una mujer frente a Austria sin recrearse en los horrores y el sufrimiento vividos durante la Segunda Guerra Mundial. Es por ello que, a pesar del tono dramático que subyace en toda la película, Curtis también es capaz de aligerar la carga y sacarnos una sonrisa con un trabajo efectivo que se sostiene, por un lado, con interpretaciones notables y, en definitiva, con una historia atractiva sobre una de las obras más reconocidas del arte moderno.


http://youtu.be/ngDqzcJrJKw


Una buena manera de resumir la situación nos la proporciona un teletipo de la agencia española EFE, publicado en Viena el 16 de enero de 2006, redactado en estos términos:


Austria deberá devolver cinco Klimt expoliados por los nazis

Viena, 16 ene (EFE).- Cinco cuadros de Gustav Klimt (1862-1918) expoliados por los nazis y expuestos en la galería estatal Belvedere de Viena deben devolverse a los herederos de los propietarios originales, según el dictamen de una corte de arbitraje hecho público hoy.

La pugna legal ha durado desde 1999 y enfrentado al Estado austríaco con un grupo de herederos encabezados por la nonagenaria Maria Altmann, vienesa de nacimiento y hoy residente en Los Angeles (EE.UU.), que heredó las pinturas antes de ser confiscadas en 1938 tras la anexión de Austria por la Alemania nazi.

“La decisión del tribunal de arbitraje satisface todas nuestras esperanzas y expectativas. La decisión hará muy feliz a la señora Altman y a los demás herederos”, dijo el abogado de la familia, Randol Schoenberg, en un comunicado emitido hoy. El dictamen será presentado oficialmente este martes.

Las alegaciones de Altmann se pudieron presentar gracias a una ley aprobada en 1998 que pidió a los museos austríacos que revisaran sus catálogos para determinar si alguna obra procedía de usurpaciones practicadas por los nazis.

Los cuadros en cuestión son los retratos femeninos “Adele Bloch-Bauer I” y “II”, así como “Casas en Unterach, a orillas del lago Attersee”, “Manzano I” y “Hayedo”. Según distintas fuentes, incluido el peritaje de tasadores de arte, las pinturas tienen un valor aproximado de 135 millones de dólares.

La demanda inicial fue presentada por Altmann, sobrina de Ferdinand Bloch-Bauer, rico coleccionista judío de arte cuya esposa Adele, que aparece en dos retratos, le pidió que tras su muerte las obras se donaran a la galería estatal Belvedere. Sin embargo, Bloch-Bauer decidió legar los cuadros a sus sobrinos, entre ellos Altmann, pero todos sus bienes fueron confiscados por los nazis tras la anexión de Austria por Alemania en marzo de 1938.

Maria Altmann huyó durante la Segunda Guerra Mundial (1939-1945) a EE.UU., país en el que vive como ciudadana estadounidense y donde decidió proseguir con su apelación ante un tribunal en 2002.

Finalmente, las dos partes en litigio, Altmann y la República austríaca, acordaron en 2005 acudir a un arbitraje cuyo dictamen fuese vinculante. El tribunal está formado por tres expertos: Peter Rummel, profesor de Derecho Civil en la Universidad de Linz; Walter Rechberger, decano de la Facultad de Derecho de Viena como miembro nombrado por el Estado, y el abogado Andreas Noedl por parte de la familia.

Una portavoz de la comunidad judía de Viena se mostró hoy “muy satisfecha” con el dictamen y dijo que la decisión del tribunal “es muy importante para Austria”, cuyo Gobierno preside este semestre la Unión Europea.


Agencia EFE

La Gaceta 07/05/2015

  

Hitler en la Heldenplatz 1938

Adolf Hitler en la Heldenplatz (Viena) en marzo de 1938, tras la anexión de Austria

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s