El 19 abril 1943 las tropas del SS-Brigadefuhrer Jürgen “Juzik” Stroop entran en el Guetto de Varsovia para aplastar el levantamiento


En 1939 los nazis invaden Polonia, para octubre de 1940 confinan a 400.000 judíos polacos en un área de menos de 6 Kilómetros cuadrados en la capital de Polonia: Varsovia, donde normalmente vivían unos 160.000 polacos. El área es rodeada por un muro de 4 metros. Los que se atrevieran a salir morirían. Seguro que algunos pensaban que esa era una forma mas rápida de morir que quedarse dentro del Ghetto, donde morirían entre 300 y 400 personas al día por falta de comida (el ingreso de comida permitido por los alemanes era mínimo) y cuidados médicos. 

Para Julio de 1942 cuando se comenzó a sacar a los judíos del Ghetto para enviarlos principalmente a Treblinka, 80.000 habían muerto. En Septiembre de ese año solo quedaban 60.000 judíos en el Ghetto.


El levantamiento

El 18 de abril 1943, el SS-Brigadefuhrer Jürgen Stroop fue nombrado comandante de la guarnición de Varsovia. Stroop había participado en la primera guerra mundial y dirigido un regimiento en la División “Totenkopf”, luego había servido en el Sipo y el SD. El 19de Abril tomó el mando de las fuerzas de Varsovia reemplazando al Dr Ferdinand von Sammern-Frankenegg

El 19 de abril comenzaron las deportaciones masivas nuevamente y estalló el alzamiento. Cuando los alemanes comenzaron a entrar en el Ghetto se encontraron con una feroz resistencia desde ventanas y azoteas desde donde llovían improvisadas granadas y bombas Molotov.

Algunas unidades del AK intentaron abrir agujeros en las paredes del Ghetto usando minas anti-tanque desde afuera, pero los alemanes lograron impedírselo. Los ataques del AK afuera del Ghetto continuarían hasta el 23 de ese mes. Los polacos eliminaron varios soldados alemanes e incendiaron dos tanques el primer día. Los alemanes no pudieron vencer la resistencia a la que se enfrentaban. El ZOB resistió y las tropas del ZZW tuvieron que retirarse a la plaza Muranowski en los primeros dos días, donde pudieron crear una fuerte defensa.

Para el tercer día Stroop ordenó que se incendiaran las casas, y así se hizo. La lucha abierta del ZOB casi había terminado. Los judíos viendo su ventaja estratégica eliminada tuvieron que crear una guerra de guerrillas. En los siguientes días se hicieron varios ataques por parte de los judíos, se tacaban columnas con minas y camiones de transporte.

Para el 24 solo se atacaba por la noche y la mayor parte del tiempo estaban escondidos en los bunkers, los alemanes comenzaron a incendiarlos y algunos fueron enterrados vivos.

En esas fechas un comandante de una de las unidades del ZZW envió un mensaje al AK informando que estaba mal herido y que necesitaban armas y municiones. El 27 Henryk Iwański miembro del AK, tomó al “Państwowy Korpus Bezpieczeństwa” (Cuerpo de Seguridad) que consistía de 18 combatientes  y entró al Ghetto por un túnel para apoyar a los combatientes judíos. Entre los combatientes estaba su hermano Wacław y su hijo Roman, traían armas y municiones. Cuando llegaron decidieron quedarse para combatir junto a los miembros del ZZW en la plaza Muranowski. Wacław murió en el combate, Henryk y su hijo fueron gravemente heridos, su hijo letalmente, su otro hijo Zbigniew moriría el 3 de mayo escoltando a un grupo de judíos fuera del Ghetto. Henryk logró salir y volvió por lo menos una ves a llevar municiones y suministros.

En esos días Stroop escribió “Los judíos se quedaban en los edificios en llamas hasta que por miedo a morir quemados saltaban desde las ventanas. Con los huesos rotos trataban de arrastrarse por la calle hasta algún edificio que no había sido alcanzado por las llamas. A pesar del peligro de morir quemados, los judíos y bandidos prefieren retornar a las llamas que ser capturados por nosotros.”

El 29 de abril los alemanes lograron aplastar la resistencia en la plaza Muranowski. Los alemanes continuaron eliminando los búnker sistemáticamente, usando grandas de humo, gases lacrimógenos e incluso gas venenoso según algunas declaraciones. Muchas veces los judíos salían de los búnker abriendo fuego y lanzando granadas.

El 8 de mayo los alemanes llegaron al 18 de la calle Mila, donde se encontraba el cuartel general del ZOB, lograron capturar el búnker después de tres días de combate, Mordechai Anielewicz murió en la batalla, así como gran parte de su estado mayor, muchos se suicidaron y otros escaparon por las cloacas.

Para el 16 Stroop dio como finalizado el alzamiento. 


Las bajas judías van desde 13.000 a 7.000, las cifras que dio Stroop sobre las bajas alemanas son de 16 muertos y 86 heridos, los polacos sostienen que eliminaron a más de 100 y cerca de 1000 fueron heridos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s