El hombre del castillo, de Philip K. Dick, interesante lectura para estas vacaciones.


Philip K. Dick (1928-1982)

Philip K. Dick (1928-1982)

El hombre del castillo es el título -de la edición española- de un libro escrito por Philip Kindred Dick en 1963, en el que se retrata un hipotético mundo en manos de la Alemania nazi y Japón, después de que estos vencieran en la Segunda Guerra Mundial.

Estados Unidos, lugar en el que transcurre la trama, está dividido en una parte atlántica gobernada por el Reich y una parte pacífica, bajo la dirección de los japoneses.

Como es lógico, los estadounidenses se han convertido en ciudadanos de segunda y en la parte nazi, los judíos sufren los males a los que fueron sometidos en Alemania.

HombreCastillo

Con este escenario, el autor traza la vida de unos personajes que crean varias historias personales a lo largo del libro. El mundo que imagina Dick es sorprendente y muestra algunos de los objetivos, ahora cumplidos, de los alemanes cuando comenzaron la guerra. El marco es atractivo por lo que significa, pero las historias de los personajes son también muy interesantes y cuentan mucho más de lo que parece a simple vista haciendo referencias a la sociedad norteamericana. Las dos últimas páginas tienen un mensaje más que interesante.

Primera edición de 1963

Primera edición de 1963

En la propia novela hay un autor que ha escrito un libro de ficción en que los aliados vencen la guerra. Su papel en la historia no es trivial y es un interesante juego, porque ese personaje de la novela, es el hombre en el castillo que da título a la obra.

Philip K. Dick es uno de los más famosos y reconocidos autores de ciencia-ficción. Esta obra ganó el Premio Hugo en 1963 a la mejor novela y es considerada una obra maestra dentro de las ucronías.

En 1968, Dick publicó ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?, que es conocida por ser el origen literario de la película Blade Runner.

Y esta, amigos, es mi recomendación para este fin de semana: El hombre en el Castillo. Les aseguro que las dos últimas páginas tienen un mensaje digno de un maestro. No se queden en la historia, hay mucho de intención en cada personaje y en cada subtrama.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s