El falso mapa secreto alemán para invadir Sudamérica, fue una maniobra británica para que EE.UU. entrase en guerra.


F.D.RooselvetFranklin Delano Roosevelt fue un hombre que nunca dudo en mentir para alcanzar sus objetivos. Por ejemplo, en un discurso radiofónico a todo el país emitido el 23 de Octubre de 1940, dio la “mas solemne garantía” de que no había llegado a “ningún entendimiento secreto de cualquier forma, directo o indirecto, con ningún gobierno o nación del mundo, para involucrar a los EE.UU. en esta guerra, o con cualquier otro fin”. Pero documentos estadounidenses, británicos y polacos, muchos de ellos extraídos de los archivos oficiales muchos años después del fin de la guerra, han probado que la “más solemne garantía” fue solo una más de sus abundantes mentiras. De hecho, Roosevelt, tenía muchos “entendimientos secretos” cuyo único objetivo era que los EE.UU. entraran en guerra.

De todos sus discursos, puede que el mejor ejemplo de la disposición de Roosevelt para mentir sea el emitido el 27 de Octubre de 1941 con motivo del Día de la Armada.
Habían pasado muchas cosas en los meses previos a ese discurso. El 11 de Marzo de 1941, Roosevelt había firmado la nueva Ley de Préstamo y Arriendo, que permitía el incremento de los envíos de material de guerra hacia Inglaterra, en una flagrante violación de las leyes internacionales y de la propia neutralidad de los EE.UU. En el mes de abril, Roosevelt, también violando las leyes internacionales, ordeno la invasión de Groenlandia. El 27 de Mayo proclamo el “estado de emergencia ilimitada”, una especia de declaración de guerra presidencial, que fue utilizada para ‘puentear’ al Congreso de los EE.UU., y hacerse con un poder y un derecho que hasta ese momento solo había estado en manos de los legítimos representantes de los ciudadanos estadounidenses.

A continuación del ataque alemán contra Rusia de junio, la administración Roosevelt comenzó a enviar una enorme cantidad de ayuda militar a los acorralados soviéticos. Esos envíos también eran una flagrante violación de las leyes internacionales. En julio, Roosevelt ordeno, también de forma ilegal, el envió de tropas a Islandia.

Falsificación producida por los servicios de inteligencia británicos, en su laboratorio técnico de Ontario, en Canadá.

Falsificación producida por los servicios de inteligencia británicos, en su laboratorio técnico de Ontario, en Canadá.

El Presidente comenzó el discurso del Día de la Armada recordando que submarinos alemanes habían torpedeado al destructor “USS Greer” y al destructor “USS Kearny” el 17 de octubre. Utilizando un lenguaje emotivo y patriótico, dibujó estos incidentes como actos de agresión, no provocados, contra todos los estadounidenses. Declaro que, pese a todo, estaba haciendo todo lo posible para evitar un conflicto, y que este ya había comenzado y que “la historia recordara quien disparó primero”.

Lo que Roosevelt se olvido de mencionar es que los dos destructores mencionados estaban realizando operaciones ofensivas contra submarinos alemanes, los cuales habían disparado sus torpedos en defensa propia y como último recurso. Hitler no quería una guerra con los EE.UU., y de hecho sabia que el único conflicto inevitable era contra la Unión Soviética y su política expansionista, por lo que había dado órdenes estrictas de evitar cualquier clase de enfrentamiento con barcos de guerra o guardacostas de los EE.UU., salvo en caso de “destrucción inminente”. Por el contrario las ordenes de Roosevelt de “disparar sin previo aviso”, dadas a la armada de los EE.UU. estaban específicamente diseñadas para provocar unos incidentes, que después serian presentados como agresiones alemanas. Pero a esas alturas del año y pese a todas sus provocaciones, Roosevelt no había conseguido que el gobierno alemán le declarara la guerra a su país y la mayoría de los norteamericanos aun se oponían a cualquier clase de participación en el conflicto europeo.

Y así, en un esfuerzo de convencer a sus oyentes de que Alemania era una autentica amenaza para la seguridad de los EE.UU., Roosevelt continuo su discurso del Día de la Armada con un sorprendente anuncio:

Hitler ha dicho en muchas ocasiones que sus planes de conquista no se extienden a través del Océano Atlántico. Pero yo tengo en mi posesión un ‘mapa secreto‘ hecho en Alemania por su gobierno, y que muestra sus planes para un ‘nuevo orden mundial‘. Es un mapa de Sudamérica y parte de América Central y de como Hitler pretende reorganizarlas”.

“El mapa, amigos míos, deja claro no solo el destino que los nazis desean para Sudamérica, si no también para los EE.UU.

El Presidente norteamericano explicó que el mapa mostraba a Sudamérica, a si como a “nuestra arteria vital, el Canal de Panamá”, dividos en cinco ‘estados vasallos’ bajo el dominio alemán.

Roosevelt llego a revelar que estaba en posesión de ‘otro documento del Gobierno de Alemania, que detalla un plan para abolir todas las religiones existentes, católicos, protestantes, musulmanes, hindús, budistas y judíos, todos por igual’, y que este sería llevado a cabo.

“… si Hitler gana, y en un mundo oprimido las propiedades de todas las iglesias pasarían al Reich y a sus marionetas. La cruz y todos los demás símbolos religiosos serían prohibidos. Los clérigos serian ejecutados. En el lugar de las iglesias de nuestra civilización se crearía una iglesia nazi internacional, una iglesia cuyos predicadores serian escogidos por el gobierno nazi. Y en vez de la Biblia, las palabras del Mein Kampf serian impuestas como la nueva Palabra de Dios. Y en vez de la Cruz de Cristo se pondrían sus símbolos: la Cruz Gamada y la espada desnuda”.

Roosevelt enfatizó la importancia de sus ‘revelaciones‘ y declaró:

Debemos reflexionar sobre estas sombrías verdades sobre los planes presentes y futuros del Hitlerismo. Todos los estadounidenses debían hacer frente a la necesidad de escoger entre el mundo en el que queremos vivir y el mundo que Hitler y sus hordas nos quieren imponer”, y en consecuencia, “estamos comprometidos a la hora de colaborar en la destrucción del Hitlerismo”.

FMSd-índiceEl gobierno alemán respondió inmediatamente al discurso de Roosevelt denunciando que los documentos eran tan solo un absurdo fraude. El gobierno italiano declaro que si Roosevelt no hacía publico su mapa “en un plazo de veinticuatro horas, su reputación va a quedar por los suelos”. En una conferencia de prensa al día siguiente al discurso, los periodistas le preguntaron a Roosevelt por la copia del “mapa secreto”. Pero Roosevelt se negó a hablar del tema, insistiendo únicamente en que procedía de “una fuente de total confianza”.

Como ha ocurrido muy a menudo, la verdad sobre el “mapa secreto” no emergió hasta mucho después del fin de la guerra:

Fue una falsificación producida por los servicios de inteligencia británicos, en su laboratorio técnico de Ontario, en Canadá. William Stephenson, jefe de las operaciones de inteligencia británicas en Norteamérica, se lo paso a uno de los más altos responsables de la inteligencia de los EE.UU., William Donovan, quién se lo hizo llegar a Roosevelt.

El documento sobre el futuro de las religiones en el mundo tuvo una historia similar.

Algunos funcionarios del gobierno de los EE.UU. fueron conscientes de los esfuerzos del gobierno británico y de su propio Presidente, para involucrar a su país en la guerra. En un memorándum del 5 de septiembre enviado al Secretario de Estado, Cordell Hull, por uno de sus más cercanos colaboradores, Adolf Berle, este le avisaba de que agentes británicos estaban fabricando todo tipo de documentos para probar supuestas conspiraciones alemanas contra los EE.UU. El memorándum de Berle finalizaba indicando que el gobierno “debía estar en guardia” contra estas “falsas pruebas”, fabricadas por los ingleses.

Es muy dudoso que ninguno de los contemporáneos de Roosevelt, incluido el propio Churchill, llegaran en alguna ocasión a pronunciar un discurso tan cargado de mentiras como el del Día de la Armada de 1941.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s